PREPARACIÓN

PLANIFICA TU SEMANA de tal manera que facilite tu fiel asistencia al instituto bíblico. La asistencia consistente producirá los máximos resultados. Tu alcanzarás las metas que te has propuesto en cuanto al cumplimiento de cada PASO por la asistencia consistente.

ORA por tu estudio de la Palabra. La habilidad humana no basta, y las capacidades de la mente humana no son suficientes de por sí.  El estudiante cristiano requiere el ministerio del Espíritu Santo para poder entender el sentido de la Palabra, y cómo hacer una aplicación apropiada a la vida personal. Ora para que Dios use tus estudios para transformar tu vida en una de servicio para Cristo.

PACIENTE Y PERSISTENTE-   No aprenderás todo de una vez.  Aprenderás verdad tras verdad, lección tras lección. No te desanimes si una porción del estudio parece ser más difícil que otra. Sé paciente y persiste. Con el paso del tiempo, dominarás la lección, y mientras más progreses en la Palabra, más te alegrarás de que persististe en el programa de estudio. El estudio diligente paga ricas recompensas en términos de conocimiento, experiencia personal, y utilidad a Dios.

OBJETIVOS PARA ESTE PASO:

El cumplimiento de este PASO debe capacitarte para:

•    Explicar las cualidades de una vida consagrada al Señor,

•    Identificar en qué áreas específicas de la vida el creyente debe apartarse del incrédulo;

•    Definir los siguientes términos: “conformarse,” “seguir,” ” redimir,” “presentar,” y “diligencia.”

•    Identificar el proceso de transformación por el cual el creyente no se conforma más a este mundo (Romanos 12:1,2)

•    Entender la relación entre el creyente, Dios, y el hermano en Cristo.